miércoles, 13 de febrero de 2019

Por una lado el corazón y por el otro la mente


Amar sin tomar partido es duro
pero es mejor decirle a uno mismo
que no se estrelle
por alcanzar un sueño.

Yo sólo saco los brazos por entre los barrotes,
y disimulo que no me importas,
y que lo daría todo,
salvo por el hecho de que hay cosas
por las que no podría ser, para siempre, contigo.

Recibo la señal cuando te tocas el pelo
y ya no vienes vestida como una andrajosa,
sabes, esperas, que me quedaré mirando
cuando te des la vuelta
y te marches por la cuadriculada calle.

Sufrir de esta sequía de amor
en las grietas de los labios
y de este corazón requirente
al cual emborracha tu presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por una lado el corazón y por el otro la mente

Amar sin tomar partido es duro pero es mejor decirle a uno mismo que no se estrelle por alcanzar un sueño. Yo sólo saco  los brazos po...